L-V 10:00 – 13:30 y 17:00 a 20:00  |  S 10:00 – 13:30

L-V 10:00 – 13:30 y 17:00 a 20:00  |  S 10:00 – 13:30

EL BLOG DE UPENDI

Cómo preparar la llegada de un nuevo perro a casa

Cómo preparar la llegada de un nuevo perro a casa

Cuando nos planteamos ampliar la familia con otro perro, muchas veces nos preocupa cómo acogerá nuestra mascota al nuevo peludo de la casa. Hoy os proponemos una serie de pasos a seguir para ayudar a que nuestras mascotas se acostumbren la una a la otra.

Qué tener en cuenta antes de tomar la decisión

Uno de los puntos más importantes es observar cómo se comporta nuestra mascota en compañía de otros animales. En el caso de los perros, aunque tienden a ser sociables, asegurarse de cómo reaccionan frente a otros canes nos puede orientar en el tipo de compañero que mejor se adapta a él. Conocer su carácter también nos puede ayudar a tomar esta decisión. Nuestra prioridad debe ser procurar que ambos sean lo más compatibles posible, centrándonos en las necesidades de la mascota que ya tenemos.

Una opción interesante es escoger dos mascotas con edades similares, ya que así podrán compartir actividades comunes y tendrán una vitalidad afín.

En caso de querer presentar un cachorro a un perro adulto tendremos que valorar bien si la mascota veterana es territorial, de modo que nos aseguremos de que le va a acoger correctamente y no hay riesgo de rechazo. Por último, tenemos que disponer de tiempo y espacio suficiente para hacernos cargo de dos perros, ya que esta decisión implica el doble de amor, pero también el doble de responsabilidades.

La presentación

Para el primer encuentro recomendamos que escojáis un terreno neutral en el exterior, como un parque o una plaza amplia. Esto evitará la aparición de comportamientos territoriales o miedosos y ayudará a que se acostumbren progresivamente el uno al otro. Además, contaremos con muchos estímulos que potencien la socialización.

Si nuestro nuevo peludo es cachorro y no ha recibido todas sus vacunas tendremos que buscar una zona de la casa amplia que la mascota ya habitante no considere su terreno, de modo que no lo sienta como una invasión de su espacio. Contar con una segunda persona nos será de gran ayuda ya que cada uno podrá sostener a una de las mascotas, de modo que cada uno llegue al punto de encuentro por separado y podamos guardar una distancia prudencial. Así pues, cuando estén relajados podremos dejar que se acerquen el uno al otro, pero siempre bajo supervisión y estando nosotros cerca por si se enfrentan.

Para mejorar la presentación, en caso de cachorros, recomendamos que los primeros días sostengamos al nuevo habitante en brazos para que nuestra mascota se acerque y pueda olfatearlo o tocarlo poco a poco.

Compartir espacios

Si el primer contacto ha ido bien ya estamos preparados para ir a casa y juntarlos en una misma habitación sin la correa. El primer perro en entrar debe ser la que ya habita allí y lo ideal es dejarle unos minutos libre en su espacio antes de entrar a su nuevo compañero. Cuando veamos que ya ha bebido agua y se ha acomodado entraremos a la otra mascota con correa o en brazos en caso cachorros y pasados unos minutos, si vemos que nuestra mascota está tranquila, soltaremos al recién llegado.

Una vez veamos que la mascota veterana se encuentra cómoda con la presencia de la recién llegada podremos ir ampliando el espacio en el que interactúen hasta que ambos puedan ir por la casa sin que nos preocupemos. Es mejor que durante las primeras semanas no les dejemos a solas sin supervisión.

En caso de observar que a nuestro peludo le cuesta habituarse a su nuevo compañero podemos instalar a la mascota que acaba de llegar en una habitación separada donde pase la mayoría del tiempo mientras que ambas se van adaptando. Para que ambos se acostumbren a la presencia del otro le iremos dejando salir en cortos periodos, de modo que se vayan acostumbrando a la presencia mutua poco a poco y se pierdan el miedo.

Consejos que facilitarán la convivencia

  • Socializar. Trabajar con tu perro para que sea sociable con otros animales siempre es una buena opción, pero cuando decidamos que queremos tener otra mascota será muy importante que hayamos logrado este objetivo para que la convivencia sea buena.
  • Cada mascota debe tener su espacio. Para lograr que el nuevo perrito no invada el territorio del otro es importante que tengan cada uno su comedero, bebedero, juguetes y cama. Esto lo podemos trabajar colocando cada comedero en un punto de la casa, de modo que se acostumbren a ir cada uno al que le corresponde. De este modo, no solo mejoraremos la convivencia, sino que también podremos controlar cuánto comen o beben.
  • Dales la misma atención. Da igual si juegas, les peinas, acaricias o premias, siempre tienen que recibir el mismo trato, de modo que ninguno de los dos pueda sentirse excluido o sienta que necesita llamar más tu atención.
  • Respeta el periodo de adaptación. Si ves que les cuesta habituarse no les presiones, deja que se adapten progresivamente.

Una visita al veterinario nunca está de más

Si no estás al 100% seguro de que tu mascota esté preparada para acoger a un nuevo compañero, consulta con tu veterinario y en caso de ser necesario, con un educador canino para que te asesoren en el periodo de adaptación.

¿Quieres preguntarnos alguna duda? Escríbenos a través de WhatsApp, por email, o rellena nuestro formulario de contacto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¡BIENVENIDO A NUESTRO BLOG!

Aquí encontrarás todo tipo de curiosidades e información muy útil para ti y tu mascota.

¿Quieres preguntarnos algo?

CONOCE NUESTROS
PLANES DE SALUD

PLAN DE SALUD PERROS

PLAN DE SALUD GATOS

PLAN DE SALUD CONEJOS

¿QUÉ SERVICIOS PODEMOS
OFRECERTE?

MEDICINA GENERAL
MEDICINA FELINA
MEDICINA PREVENTIVA
CIRUGÍA GENERAL
HOSPITALIZACIÓN
ANÁLISIS CLÍNICOS
DIAGNÓSTICOS POR
IMAGEN PELUQUERÍA
TIENDA ESPECIALIZADA